Carregant...
 
Imprimir

DIÁLOGOS DE LA DIÁSPORA
GACETA
Caja refractaria en que se colocan dentro del horno los baldosines que han de cocerse

INFORME DE LA INTERDIÁSPORA (190507)

SUMARIO

1. EDITORIAL: Informar en la Diáspora


–Vamos a preguntarnos: “¿Qué es un informe?”, “¿Qué es informar en la Diáspora?” Y para hallar la respuesta vamos a realizar un “experimento”. Tomemos el siguiente ejemplo:
• Guardia del ghetto 6 (Litzmannstadt, 1-12-1941). Asunto: uso del arma de fuego. Descripción: El día 1-12-1941, desde las 14 horas hasta las 16 horas permanecí en el puesto de guardia núm.4 de la Hohensteinerstrasse. Hacia las 15 horas vi a una judía que trepaba el cercado del ghetto, sacaba la cabeza entre los palos e intentaba robar unos nabos de un carretón estacionado. Hice uso del arma de fuego. La judía cayó mortalmente herida por mis dos disparos. Clase de arma: carabina 98. Munición empleada: dos cápsulas. Firmado: Naumann, Guardia de reserva 1ª Compañía-Bat?.Ghetto.
Y ahora añadamos estos dos:
• Relación de vestidos y otros objetos entregados por los Campos de Concentración de Lublin y de Auschwitz al Ministerio de Economía del Reich: Vestidos usados de hombre (sin contar la ropa blanca): 97.000 piezas. Vestidos usado de mujer (idem): 76.000 piezas. Ropa interior de seda de mujer: 89.000 piezas. Total en vagones: 34. Paños: 400 vagones (2.700.000 kilos). Plumas de edredón: 130 vagones (270.000 kilos). Cabellos de mujer: 1vagón (3.000 kilos). Materiales diversos: 5 vagones. Suma total: 2.292.000 kilos (536 vagones).
• Cálculo de rentabilidad de las SS sobre la utilización de los presos en campos de trabajo. Salario medio: 6 marcos. Deducción por alimentación: 0,60 marcos. Deducción por la amortización de la ropa: 0,10 marcos. Vida media de un preso: 270 días (=9 meses). Coste: 270 x 5,30 marcos= 1.431 marcos.

Y por último leamos atentamente este fragmento de la memoria de Adrià Trescents “El educador de calle”:

De septiembre de 1984 a último de febrero de 1985, he tratado por la calle con doscientas veinticinco mujeres.
• De 3 a 6 años. He tratado con 9:
Sin guardería ni parvulario: 6
Van al Centro Abierto Salvador Gavina: 4
Por calles y bares por la noche: 6
Con familiares que están o han estado presos: 3
Tienen otros familiares en la prostitución: 4
Sus madres son prostitutas: 6
Recuperadas-Ahora? están bien: 2
No son del Barrio Chino pero están en él: 4
Graves problemas de familia: 8
En extrema miseria: 4
• De 6 a 13 años. He tratado con 18:
Prostituta: 1
Sin escuela: 4
Van al Centro Abierto: 16
Por calles y bares por la noche: 14
Delinquen: 1
Familiares que están o han estado presos: 7
Otros familiares en la prostitución: 5
Sus madres son prostitutas: 10
Recuperadas-Ahora? están bien: 6
No son del Barrio Chino aunque están en allí: 5
Graves problemas de familia: 18
En extrema pobreza: 12
• De 13 a 16 años. He tratado con 20:
Prostituta: 6
Sin escuela: 14
Van al Centro Abierto: 11
Por calles y bares por la noche: 16
Se drogan con cola o porros: 4
Trafican con droga: 1
Delinquen: 3
Familiares que están o han estado presos: 8
Otros familiares en la prostitución: 5
Sus madres son prostitutas: 12
Recuperadas-Ahora? están bien: 6
No son del Barrio Chino aunque están en allí: 7
Graves problemas de familia: 18
Con hijos: 3
En extrema pobreza: 6
• De 16 a 18 años. He trata do con 25:
Prostituta: 16
Van al Centro Abierto: 5
Por calles y bares por la noche: 21
Se drogan con cola o porros: 12
Consumen heroína: 9
Trafican con droga: 11
Delinquen: 11
Están o han estado presas: 10
Familiares que están o han estado presos: 16
Otros familiares en la prostitución: 7
Sus madres son prostitutas: 13
Recuperadas-Ahora? están bien: 5
No son del Barrio Chino aunque están en allí: 13
Graves problemas de familia: 21
Con hijos: 10
En extrema pobreza: 6
Muertas por la heroína: 6
• De 18 a 25 años. He tratado con 33:
Prostituta: 25
Alcohólicas: 4
Por calles y bares por la noche: 29
Se drogan con porros: 14
Consumen heroína: 13
Trafican con droga: 14
Trafican con cosas robadas: 3
Delinquen: 16
Están o han estado presas: 14
Familiares que están o han estado presos: 22
Otros familiares en la prostitución: 6
Sus madres son prostitutas: 11
Recuperadas-Ahora? están bien: 4
No son del Barrio Chino aunque están en allí: 18
Graves problemas de familia: 28
Con hijos: 20
En extrema pobreza: 7
Muertas por la heroína: 1
• De más de 25 años. He tratado con 27:
Prostituta: 18
Alcohólicas: 7
Por calles y bares por la noche: 23
Se drogan pero no con heroína: 2
Consumen heroína: 3
Trafican con droga: 5
Trafican con cosas robadas: 5
Delinquen: 7
Están o han estado presas: 8
Familiares que están o han estado presos: 10
Otros familiares en la prostitución: 4
Recuperadas-Ahora? están bien: 5
No son del Barrio Chino aunque están en allí: 10
Graves problemas de familia: 18
Con hijos: 23
En extrema pobreza: 7


–Una vez leídos con la atención debida los ejemplos propuestos, ¿qué responderemos a las preguntas: qué es un informe, qué es informar en la Diáspora?
Respecto a la primera lo siguiente: un informe es como el dedo que señala a una cosa, la hace aparecer. No la crea, la muestra. Dios crea la realidad con su palabra, un informe la muestra con la suya. Un informe es, podemos decirlo así, una palabra que hace real la realidad que muestra, ya sea en la memoria, ya sea ante nuestros ojos. Su palabra tiene fuerza creadora y transformadora, pero no la de los datos, sino la fuerza de la imagen que provoca más allá de ellos mismos. Podemos afirmar, por tanto, que un informe es una palabra-acción, una palabra que hace cosas.
A la luz de nuestros ejemplos, el informe hace verdadera la afirmación “los pobres nos evangelizan” sin necesidad de argumentos, simplemente mostrando su verdad real. Este tipo de verdad cuando la sentimos en la piel no tenemos palabras para expresarla, pero cuando la hacemos palabra nos toca la piel y nos transforma. Empezamos a ver la realidad con otros ojos, con entrañas y vida nuevas.
Lo que encontraréis en nuestro informe no son datos, sino la acción de la palabra en forma epistolar con la misma fuerza transformadora y renovadora de nuestros ejemplos. Sus palabras tejen un tapiz en el viento que adivina la presencia de “Jesús vivo”, la proximidad de lo lejano y la esperanza de la vida.
–Y respecto a la segunda pregunta, ¿qué es informar en la Diáspora?, ya habremos descubierto que los informes de un centinela, de un contable o de un educador de calle, teniendo en común la fuerza de mostrar, tienen, sin embargo, características propias que los hacen diferentes. Informar en la Diáspora tiene también sus peculiaridades; y no son ni resúmenes, ni el quedar para la próxima reunión, ni los documentos que con frecuencia no se leen, sino la reunión misma. Como muestra el presente informe, cada reunión de la Diápora -sea presencial o epistolar- es, desde principio a fin, oración hecha carne con palabras, gestos y noticias, comunión en la esperanza y conversión a la acción. Informar en la Diáspora consiste en recoger la verdad de nuestro encuentro en palabras que nos acaricien la piel, abran nuestro ojos y transforme nuestras vidas, porque nuevos son, aunque sea por unos instantes en nuestras reuniones, nuestros ojos, nuestra piel y nuestras vidas. Alguién dijo una vez que si fuéramos capaces de ver, aunque fuera por un instante, la verdadera esencia de un grano de arena, veríamos a Dios. Pues bien, si fuéramos capaces de reconocernos por una instante en nuestra palabra, le veríamos a él, a Jesús de Nazareth, y lo cerca que está de nosotros.
Nuestras reuniones son nuestro informe; la palabra-acción capaz de orar, esperar y transformar la realidad. Y de la misma manera que el Nuevo Testamento no es un texto, sino muchos, nuestro informe no es una vida sino muchas.
Un pequeño detalle más: si nos imaginamos el presente informe con el formato de un cuardenillo, tipo Cristianismo y Justicia, veríamos que sería consistente, digno y se aguantaría por si mismo. Saber escuchar la propia voz puede ser una bienaventuranza.

2. LLAMADA A LA “DIÁSPORA EN DIÁSPORA”


Amigas y amigos, cristianos y cristianas que vivimos en diáspora nuestra esperanza:
A pesar de tener muchas razones para vivir con angustia la situación actual del mundo, también tenemos otras muchas para vivirla con esperanza.
La Diáspora nació en los años noventa, en Barcelona, en un contexto de derrota y pérdida de referentes en la lucha por un mundo mejor y de triunfo del neoliberalismo conservador– que afectó las esferas espiritual, política y moral de la sociedad y del ser humano– que ha traído como consecuencia el aumento de la exclusión social y el trato de la persona como mercancía: en lo espiritual, el retorno al ritualismo religioso farisáico y fundamentalista. En lo político, la radicalización del autoritarismo del beneficio para pocos y el abandono de la vocación del servicio democrático a los pueblos. En lo moral, el individualismo, el consumismo, que son los rasgos de una vida con miedo y sin futuro.
Sin embargo, desde el primer momento, frente al fenómeno de la mundialización económica, cultural y religiosa neoconservadora, aumentó también la mundialización de la resistencia solidaria y transformadora.
En todos lados y de todas la edades, clases sociales y credos, fueron y somos muchas y muchos los que estuvimos y estamos disconformes y hemos hecho frente en las diferentes realidades de exclusión en que nos encontrábamos y encontramos.
Hemos sido y somos, muchos los cristianos y cristianas, creyentes de otras confesiones, agnósticos y ateos, que individualmente o en pequeños grupos, con motivaciones y formas de compromisos muy diversos, con medios pobres -nada espectaculares pero eficaces-, hemos estado presentes en los más diversos campos (mundo obrero, participación política, cooperación con el tercer mundo, marginación, pobreza extrema, lucha por la dignidad de la mujer, acogida al inmigrante extranjero, acompañamiento a presos o de enfermos, trabajo por la paz, participación en comunidades de base, la presencia en el mundo rural, en el campo de la educación formal, etc. ) viviendo este compromiso con esfuerzo, perseverancia, paciencia y modestia, convencidos de la fertilidad del compromiso personal y del necesario giro a los problemas concretos para construir un mundo mejor.
Consideramos que el terreno ya está preparado con semillas de libertad y de justicia cuyo mejor fruto ha sido la desautorización del neoconservadurismo en todos sus frentes. En los últimos años, solo ejerce como tiranía: tienen el poder pero ya no la autoridad para alimentar la esperanza de una vida mejor en base a sus valores.
Los que formamos la Diáspora, teníamos y tenemos en común la fe y el seguimiento de Jesús, el pobre como referente de nuestras acciones y el compromiso personal para cambiar este sistema que excluye y mata, como tres aspectos indisolublemente unidos.
En éstos 10 años, nos hemos dado cuenta que la raíz de nuestro compromiso es común con otras confesiones y no creyentes, cuando el pobre es el referente para el cambio. Nos hemos dado cuenta, que el sentimiento de soledad en nuestra lucha, como consecuencia de habernos sentido fuera cuando no desplazados por nuestras propias instituciones –ya religiosas como políticas o laborales– al abandonar la fidelidad a sus orígenes, es también común a otros colectivos y personas de diversos rincones del mundo.
Tomando conciencia que no es soledad sino aislamiento, entendemos la necesidad de dar el paso de lo concreto-local a lo global-concreto: creemos que no sería un disparate intentar hacer realidad una comunidad fraterna y global fundada en la comunión de las experiencias personales ahí donde cada uno está.
Estamos seguros que somos más de los que nos pensamos, pero la atomización de los grupos, la urgencia de lo inmediato, la distancia, el mutuo desconocimiento, el aislamiento como consecuencia de la voz ensordecedora del monólogo del poder, nos hacen vivir nuestras respectivas opciones como si estuviéramos solos, pero no es así. ¡Y no debe ser así!
Por eso, sentimos la necesidad de encontrarnos, de abrir espacios, de compartir libremente las opciones fundamentales, de encontrar cómplices, de construir juntas y juntos un presente digno que no tenga nada a ver con los valores que hoy dominan.
Puede ser, que lo más urgente en estos momentos de desautorización del neoconservadurismo es no dejarnos vencer por la soledad y romper este aislamiento, abriendo espacios interpersonales y colectivos; estableciendo redes de comunicación y amistad que nos permitan poner en común nuestras luchas, nuestros desasosiegos, nuestros temores y temblores.
Es un tiempo propicio para tomar conciencia de que se puede creer en el trabajo hecho.
La experiencia nos ha enseñado que la biografía personal y las razones que han hecho que cada uno viva sus opciones, pueden impulsar a su vez a otras personas y grupos si son compartidas respetando la historia y la idiosincracia de cada persona y lugar. Son impulso constante hacia un sentir común de misericordia y solidaridad, deseo de un compromiso global por la paz y la justicia y una mirada de esperanza transformada y transformadora cargada de porvenir. Sabemos que podemos hacerlo.
Proponemos impulsar un espacio de encuentro interpersonal para todos los que tenemos en común aquellas tres opciones: la fe y la esperanza en la trascendencia, los pobres como referentes y el compromiso por cambiar el modelo de sociedad. Creemos que vale la pena seguir buscando nuevas formas de vida solidaria, sabemos que por todo el mundo hay mujeres y hombres movidos por las mismas inquietudes. Sabemos que la diáspora es mundial y que todos estamos convocados por ella.
Sabemos que podemos crear, porque hemos aprendido a trabajar en lo concreto, un espacio de espacios donde poner en común nuestra necesidad de celebrar, de compartir la experiencia de vida, para enriquecernos y dejarnos interpelar por la necesidades y urgencias del mundo. Red de resistencia y tolerancia, de propuestas nacidas, desde abajo, al poner en común cada uno su lucha y, en lo que a nosotros respecta, responder al encargo evangélico de construir un mundo más justo.
Creemos que es posible considerarnos hermanos y hermanas, iguales y diferentes aquí y ahora con un origen y un porvenir común.

Paz y bien.
Cristianos de la Diáspora


Cardedeu, Barcelona a 04 de Abril de 2007


P.S.

1. Objetivos

• Conocimiento personal de todos aquellos que nos sentimos en diáspora, sin referentes institucionales o abanonados por ellas.
• Reconocimiento del trabajo personal y comunitario realizado y la garantía de su futuro.
• Hacer experiencia de que este trabajo hasta ahora personal y local, forma parte de un trabajo global y común.
• Generar la necesidad de encontrarnos un día y vernos las caras.

2. Procedimientos

• Compromiso de manterner un intercambio epistolar. Utilizar la carta (postal o e-mail) como instrumento de comunicación esencial de nuestras vidas (sentimientos, deseos, necesidades, preocupaciones, anécdotas, testimonios cotidianos, etc.)
• A partir de las cartas: comunicaciones de ideas, proyectos, propuestas, problemáticas, análisis del contexto político y social, local o global.
• Compartir materiales elaborados desde nuestras respectivas realidades
• Desde el sabernos comunidad de hermanos y hermanas, compartir nuestro hacer, nuestro esperar y nuestro orar. Crear un tiempo común, de estar juntos y poner en común nuestra vida y nuestros bienes. De celebrar juntos, de provocar también, un encuentro futuro
• El vehiculo de comunicación práctico puede ser via internet (página: ) Mediante un directorio colectivo para comunicación personal o en grupo.
• Se trata de hacer de todos la lucha individual, compartir recursos de formación, humanos, económicos, de resistencia, de insurgencia, etc. En lo concreto.
• Una primera propuesta concreta es decir quienes somos. Elaborar una primera carta personal con nuestra pequeña “biografía”, que nos permita iniciar…. La esperamos.

3. Seguimiento

• Hay un compromiso personal, inicial e ineludible de escribirnos cartas. Inicialmente este compromiso al que te invitamos, está asumido por:
José V. Clemente Ferrández (de Cardedeu- Barcelona)
Alejandra Rayas Macedo (de Querétaro-México)
Jaume Botey i Vallés (de l’Hospitalet de Llobregat – Barcelona)
…. (añadirse aquel diáspora en diáspora que quiera formar parte)

4. Nombre

• La propuesta surge de la diáspora en Barcelona y en el “sueño” se ha ido llamando: diáspora en diáspora, diáspora internacional, interdiáspora… creemos que podemos bautizarlo con un nombre significativo para todos… ¿propuestas?




3. DIÁLOGO EPISTOLAR

3.1. Primera remesa de cartas (17 cartas):


(a) Primera carta de presentación enviada el 2 de Marzo del 2007:

Querido/a …:
Soy J…, miembro de La Diáspora. Somos una pequeña comunidad cristiana de base de Barcelona promovida por Jaume Botey, Pilar Massana, Carles de Ahumada, Agustín de Semir (recientemente fallecido) y otros. A propuesta de Alejandra Rayas, que está en México, pensamos en la oportunidad y conveniencia de crear una Interdiáspora Epistolar con la finalidad de superar distancias, soledades, hacer comunidad de experiencias y de apoyo mutuo. A instancias de Jaume me dirijo a ti con esta intención.
Al no conocernos resulta inevitable una presentación tan formal, pero no es de esta manera como quisiera presentarme; y no es fácil, porque no se trata exactamente de una idea, ni de un proyecto, menos aún de un trabajo: de una responsabilidad más a añadir a las que ya tenéis –"quizás de una necesidad"–. Se trata, sí, de escribir, de escribirnos cartas con las que ir haciéndonos amigos. El ofrecimiento, la presentación, es de amistad. Cualquiera, con cierta edad, ya entiende que esto es siempre una cuestión complicada, pues las amistades, o bien se elijan o te vengan regaladas por las circunstancias, exigen paciencia, tiempo y cuidados. Si Dios quiere, entonces hasta fructifican. En mi caso resulta evidente que ni regalo ni elegido soy, por tanto, que sea lo que Dios quiera.
Resulta fácil comprender, no obstante, que una fraternidad universal sería retórica o de simples afinidades si su médula ósea no fluyera con amistad franca y sincera. No sé si tendremos éxito, pero creo que vale la pena intentarlo y solicitarte un poco de tu tiempo para esa correspondencia futura, cuyo valor, por su pequeñez, es inestimable e insustituible para descubrir los rasgos esenciales de una espiritualidad prerreligiosa, universal y común a todos los seres humanos. No hay razón para que lo concreto tenga que habitar en el olvido, sino que, por ser lo que realmente es, puede hacer que la historia cuaje como porvenir y realización: cuando cayó el muro de Berlín, sólo nos quedó la razón moral y la retirada; en Seattle y, ahora, con el Cambio Climático y los nuevos gobiernos izquierdistas de América Latina, tenemos de nuevo la razón de los hechos de nuestra parte –durante tanto tiempo negados–. Ahora, nos decía siempre Agustín de Semir, ha llegado la hora de hacer Ideología. Personalmente no le tengo mucha simpatía al término "ideología", pero creo que, de una manera u otra, no podremos hacer, ni disponer de una una "nueva palabra" (Omer), si antes no le damos forma a la "Palabra antigua" (Dabar). Y dónde encontrar la "Palabra" si no es en el testimonio de la vida concreta de los pobres y de los que comparten su vida con ellos. ¿Dónde encontrar la "Palabra" si no en unas cartas "sencilles i tendres"? ¿Dónde la encontraron "aquellos" si no en las cartas de Pablo?
Con vuestras cartas y otras –que me imagino muchas y de muchos– y un poco de paciencia podríamos llegar a hacer un boletín –una especie de Le Monde Diplomatique, pero desde la "Palabra antigua", que no es otra que la espiritualidad que brota de la sacramentalidad de los pobres–. Sin una nueva espiritualidad, común y universal, no conseguiremos nunca la civilización de la pobreza que soñaba Ellacuría, sino el mortal y duro racionamiento impuesto por la escasez miserable provocada por el totalitarismo capitalista: los tecnócratas pueden administrar muy bien, pero sólo los pobres, con su afán de vivir, pueden transformar y crear -y de hecho lo hacen todos los días- una realidad diferente. Si ellos son la "Palabra", las "cartas" bien podrían ser su escritura.
Hay una reflexión teológica, resulta evidente, sobre la necesidad de la Interdiáspora Epistolar que proponemos, de la que se deriva el enorme valor que pueden tener unas cartas cordiales "del día a día" -instantáneas del instante-, personales y amables, que nos permitan formar parte, a unos y a otros, de nuestras respectivas vidas. En una palabra: poder querernos aunque no nos veamos jamás, vivir y trabajar teniéndonos, sin embargo, en la mirada.
En fin, espero no haberme excedido demasiado. Recibe un fuerte abrazo de quien quiere ser tu amigo. Paz y Bien.

(b) Respuestas a la primera remesa:

• Respuesta.1 (020307):

Querido/a…:
Pues mira, me parece bien. Otra cosa serà a dònde llegarà, despuès de las dos
primeras cartas. Pero, por mi, no quedarà el intentarlo.
Te recuerdo perfectamente y, supongo que sabes que, te tengo en gran estima.
No hacìan falta las presentaciones, a no ser que sean colectivas y escritas "al
mogollòn", asì para cien.
Ahora me voy a a costar. Ya me leerè todo esto que me envìas (si es que lo sè
abrir) y ya dirè algo.
Me alegro que no decaigan los impulsos de vida. En momentos màs despiertos dirè
algo, imagino que "màs despierto".
Ahora solo esto: No sè i es por mi apellido pero tengo pasiòn por trazar puentes
y no muros. Estos ultimos años, sobre todo, estoy muy centrado en NO
DEFINICIONES, NO PARTIDISMOS, NO GROPUSCULOS. NADA QUE DIVIDA. y AUNQUE TE
QUEDES DE PIEDRA, TAMPOCO RICOS Y POBRES.
Me cansa. Es otra divisiòn que molesta a muchos. Ser pobre y estar con los
pobres DEBE SERNOS TAN CONNATURAL COMO RESPIRAR AIRE. ¿Alguien està
continuamente diciendo que hay que respirar aire?
Cuando mucho se predica algo, puede ser que sea SOLO IDEOLOGIA (Y NO EN EL
SENTIDO EN QUE LO DIRÌA aGUSTÌ DE sEMIR).
dE LO SAGRADO NO DEBERIAMOS HABLAR, SOL VIVIRLO, SINO ESTAMOS HACIENDO OTRA
CAPILLA, OTRA DIVISION. Insisto para terminar: ser pobre y estar con los pobres
es algo que o ES ALGO CONNATURAL A NOSOTROS Y NUESTRA COTIDIANEIDAD, O MÀS VALE
NO TRANSFORMARLO EN OTRA SECTA. eS MUY PELIGROSA LA PETULANCIA ESPIRITUAL.
dE ESO SABE MUCHO s. jUAN DE LA cRUZ, ¿NO CREES?
uN ABRAZO Muy FUERTE y espero que nos comuniquemos. Javier Pons

• Respuesta.2 (020307):

Hola …,
Gracias por este correo, recibido aqui en Argelia, en Mascara a 100 km de Orán, donde si que vivimos una diaspora cristiana bien real.Ya hacia tiempo que tenia ganas de recibir noticias del grupo Diaspora, pues saber de vosotros siempre es agradable.
Tengo la suerte de tener sin embargo internet en casa, con el que trabajo con mi ONG y con la que tengo una puerta abierta con los amigos de Barcelona y de otras partes del mundo.
Por aqui, somos muy pocos cristianos, pero tengo la suerte de vivir al lado de una comnidad de monjas (4, dos francesas, una egipcia y una irlandesa) y de un cura espiritano francés Père Raimon. Hay tambien una laica "focolari" francesa, (Annie), mi mujer Philo, mi niño Paquito de 3 años, una voluntaria de Madrid que esta tres meses por aqui y un cristiano copto de Siria creo, que de vez en cuando viene a la misa.
Argelia es un pais muy peculiar y con una cierta dosis de inseguridad, pero lo más dificil es la soledad, pues como expatriado cooperante si al menos encontrara una cierta comunidad de cooperantes por aqui podriamos compartir algunas experiencias y la vida. Pero en Mascara (ciudad de 80.000 habitantes) yo soy el unico cooperante, no hay cooperantes de otras nacionalidades ni tampoco empresas privadas extranjeras, no hay extranjeros, fuera de la comunidad de monjas, el cura y unos chinos. de todas formas tengo muy benos amigos argelinos con los que trabajo cada dia y compartimos tmabien muchas charlas de religion, y de otros temas...
Bueno … un fuerte abrazo desde Argelia. Paco Bellafont


• Respuesta.3 (070307):

Estimado/a…: agradezco tu misiva de presentación, invitación, integración, amplitudes de caminos para compartir y repartir. Sí, Jaume Botey me platicó de Diáspora y me ilusiona participar, intercambiar, fortalecer y editar amistades.
Doy por bien recibida tu comunicación para que no pase más tiempo y estaré en breve comunicándome nuevamente con vos, con ustedes.
Mi/nuestro abrazo de hermana y compañera, Dolores Gómez.



• Respuesta.4 (230307):

Estimado/a …:
Bien dices que las amistades exigen paciencia, tiempo y cuidados. Gracias entonces por la paciencia de esperarme desde que me escribiste hasta ahora.
Me hace mucha ilusión la sola idea de un grupo de amigos/as que de alguna manera se acompañan en su fe para hacer un poco más ligero su caminar por este mundo. Hace ya buenos años que perdí este referente tan necesario y tengo una gran necesidad de alguien con quién compartir esta soledad que implica el ir a contracorriente de la sociedad neoliberal, de la política -me refiero a la de los partidos de todos los colores que, al menos en México, parece que monopolizan y reducen lo político a ellos-, de la iglesia que pretende ser la dueña de Dios para conservar un poder y unos privilegios que cada día la alejan más de la gente... perdona que hable de lo obvio pero es una manera de decirte por qué me siento en diáspora.
Mi trabajo actual es en una iniciativa de gente de iglesia no reconocida pero sí tolerada de alguna manera por la jerarquía. En 1994, desde la REDIP (red de la iglesia de los pobres), varias organizaciones vieron la necesidad de ofrecer unos materiales para los cristianos en la coyuntura electoral que se veía como el momento de echar fuera al PRI que para nosotros era una dictadura de partido. Eso no ocurrió pero sirvió para comenzar un servicio a un sector de iglesia claramente del lado de los pobres y a otro que sin estarlo por lo menos no era tan cerrado. En concreto, el servicio consiste en ofrecer unos materiales que apoyan el compromiso social de la fe en los dos tiempos litúrgicos más importantes.
Mi colaboración comenzó en 1999 y en el 2000 se creó una secretaría ejecutiva que ocupo desde entonces. Ha sido una experiencia muy interesante de colaboración entre mucha gente de iglesia -sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos- impulsado desde un pequeño equipo de 5 personas representantes de otras tantas organizaciones (CEBs, CAM, SSM, CEE y SERAJ). Sin embargo, es un trabajo de coordinación en el que el contacto con la gente es muy ejecutivo en el sentido de que hay que evaluar y planear cada año, estar al pendiente de los autores, promocionar los materiales, distribuirlos e irlos cobrando a lo largo de los siguientes meses. Paradójicamente con quienes más he compartido mi vida en todo este proceso ha sido con el matrimonio que hace el trabajo de diseño y formación de los materiales así como con el exjesuita que hace la impresión. Hemos construido una amistad que valoro mucho basada en el servicio que hacemos alrededor de Misión por la Fraternidad y lo que compartimos de nuestras vidas en esos tiempos de trabajo que sin embargo no llena mi necesidad de cristiano en la diáspora.
Una actividad que me llena de esperanza es el que hago en el CEDUC, una pequeñísima organización que fundamos Bety (antigua compañera en la Misión de Maconí y en SENEC), Elías (joven compañero del SENEC) y yo. Eso fue hace cuatro años y medio. Hace uno y medio Elías dejó de colaborar porque hacía ya dos que se había casado y porque sus tres trabajos le hicieron impasible seguir. Bety sigue perseverante pero ante la gran distancia que hay hasta su casa y su mamá mayor y enferma ya solamente puede venir una vez a la semana para las clases de salud alternativa entre un grupo de mujeres.
En un inicio Elías y yo fuimos a ver al cura de la parroquia del barrio popular en el que está el CEDUC. Como nos trató bastante mal y temiendo que nos fuera a hacer mala propaganda entre los feligreses, decidimos trabajar desde un espacio civil que ha significado un gran reto, que seguramente nos ha limitado el número de jóvenes con quienes hemos podido trabajar pero que ha tenido la virtud de ser incluyente porque no trabajamos desde cuestiones religiosas lo que abre las puertas a todos, no únicamente a los católicos.
Te decía que me llena de esperanza porque los jóvenes con su vitalidad, sus ganas de hacer cosas, su alegría y hasta con sus problemas son esperanza. Jaume y María Pilar tienen un DVD de sólo 8 minutos sobre ese trabajo, ojalá puedas verlo.
Con Alejandra acariciamos la idea de comenzar con esto de la diáspora y la interdiáspora. Yo la veo como una a la vez, por lo menos al comienzo. Hemos hablado de convocar a un pequeño grupo en abril para hablar sobre ello -yo digo que aprovechar para celebrar y celebrarnos- y ver que da de sí. Primero reconocernos, algunos reencontrarnos e irles contando a ti y a los demás lo que vaya sucediendo. A mí me hace mucha ilusión que al menos en esta primera reunión -aprovechando que pasará por esta ciudad- esté Pepe Segalés, amigo entrañable desde nuestros tiempos en Maconí.
Por ti, por Ale y por Jaume que me han estado hablando sobre la interdiáspora se abre una nueva esperanza en mi vida que a estas alturas agradece profundamente cualquier luz en el camino.
Te envío un abrazo, Roberto Maciel.



3.2. Segunda remesa de cartas (17 cartas):


(a) Segunda carta de presentación enviada el 20 de Abril del 2007:

Querido/a …:
Tu carta fue la primera respuesta que recibí de la remesa que envié: ¡y la ilusión que me hizo! Ha pasado casi un mes y es la última que escribo de esta segunda remesa, y no por ingratitud, sino para escribirla con tranquilidad y sosiego, pues me ha servido de modelo: decir quién soy, lo que hago y por qué. Y éste es el propósito de la presente. Si, además, lees el documento-base donde decimos qué es laInterdiáspora y lo que esperamos de ella entenderás mejor la forma y el contenido de mi carta.
Tras hablar y reflexionar mucho con Jaume y Alejandra, he de confesarte que me siento un poco temeroso: desde que Jaume y Alejandra me propusieron la idea, hasta el día de hoy, me ido dando cuenta de lo difícil que es hacerse una completa composición de lugar de lo que significa escribir a personas distintas de lugares diferentes y lejanos. Pero más importante que la composición de lugar, abrumador si cabe, es descubrir que escribir cartas personales implica una constante revisión de vida.
No hay por mi parte, ni por parte de Jaume y ni de Alejandra, ningún ejercicio de petulancia, más bien al contrario, de humildad, de voluntad de acercarnos a la tierra ("humus"), que es de donde viene la palabra humildad. Petulante es la persona que se muestra convencida de su valor y desprecia la opinión de los demás, la Interdiáspora es justamente lo contrario. Es búsqueda de la palabra común y de la vida en común, sin presuponer ningún tipo de verdad, de razón o de opinión, tan sólo contamos con un sentir y la palabra de vida de personas como tú.
Si los pobres y la pobreza fueran connaturales, Jesús no hubiera sido crucificado. Si la cruz continúa siendo nuestro horizonte es porque ni la pobreza ni los pobres han cobrado su naturalidad. Estos son hechos y no palabras, cuestionables tanto como sequieran, pero al final ese es el hecho fundamental y la piedra de tropiezo.
Pues bien, en esta carta, como te decía, quiero decirte quién soy. Tengo 48 años, casado con dos hijos (Salvador, 13 años, y Sara, 11años), mi mujer se llama Cristina. Me gano la vida dando clases de filosofía y religión en Secundaria y Bachillerato. Nunca he sido "brigadista" de nada, ni he tenido nunca un compromiso social o político, que merezca tal nombre. Por no saber, no sé ni lo que es un cooperante, ni siquiera acabo de entender lo que haces ni en qué consisten los proyectos en los que estás embarcado: ¿qué aprendes cada día? ¿qué es lo que haces? ¿por qué lo haces? ¿para quién lo haces? No es la curiosidad la que anima mis preguntas, sino la voluntad de saber y el cariño.
Llegué a la Diáspora hace, más o menos, siete años, pero no ha sido hasta ahora, después de superar mil formas de pudor y resistencia, que he llegado a la profunda convicción, a sentir la necesidad, de que es una tarea esencial, hoy, hacer el esfuerzo por transformar la memoria en palabra, la experiencia en sabiduría.
Confieso mi fe en tu trabajo: ¡creo! en la vida vivida y en el trabajo realizado por ti –y por personas como tú–. Esta fe la he descubierto en la Diáspora gracias a personas, ahora amigos, como vosotros, que buscaba desde hacía mucho tiempo y que creía que no existían. Creo, he aprendido, que nada se pierde cuando el bien hace las cosas y las cosas se hacen bien.Creo en la fuerza profética de vuestro trabajo, en su verdad y en su capacidad de convocatoria; en la santidad que muestra al mirar siempre a través de lo concreto más allá del horizonte. Vuestro trabajo es testimonio de que la vida marcha y que tiene marcha, que "más pronto que tarde" la imparable verdad se hará realidad –de hecho ya lo es–. Ahora, la mentira es la verdad de los poderosos, pero vosotros habéis mostrado que la realidad es pasión y muerte de los empobrecidos; vuestro trabajo enseña cómo este sufrimiento se puede transformar en realidad verdadera, cuyo corazón guarda un camino, que se ha de andar, de salvación y cambio. Camino real de la vida y de la dignidad.
Sé que puede ser molesto, farragoso y cargante que un desconocido, como yo, diga de sopetón –y como cayendo de no sabe donde– cosas como éstas. Por eso puedo hacerme cargo del silencio como respuesta, de la cautela y prudencia en una respuesta amable. Pero, si me disculpas: ¡cómo empezar sino hablando! ¡Cómo salvar la distancia sino contando! ¡Cómo despertar el interés sino insistiendo!
Confieso mi fe en tu trabajo hecho aunque no lo comprenda ni lo conozca todavía. Creo que es tiempo de autoconvocarnos, conocernos y entendernos. Es tiempo de unir los ricos caudales de ese gran río ciego, para que tenga vuestros ojos, nuestras vidas y vuestra voz. Me viene a la memoria ahora que la tradición tolteca se cultivaba con el estudio de un texto sagrado que llamaban HUEHUETLAHTOLLI, que significaría algo así como "palabra antigua". Pues bien, estoy profundamente convencido de que tu vida y la de muchos y muchas comunidades y personas como tú, sois esa "palabra antigua", hermanando en el día a día el misterio y la verdad insondables de la simplicidad de lo concreto.
Creo, también, que ha llegado la hora de que la "Otra iglesia posible" diga "yo soy" por misericordia –y no pensando en jerarquías fariseas, sino simplemente en Juan el Bautista– y honradez hacia los tiempos difíciles que se avecinan, aunque ya abiertos hacia el futuro: ni la ciencia ni el poder, ni la violencia ni todo el mal del mundo, serán suficientes. La fraternidad será necesaria, como al agua la sed, si queremos que la"humanidad" aliente sobre las negras aguas como el Espíritu de Dios antes de la Creación.
Es así como me va saliendo lo que podría y debería decirse de una manera más sencilla y amable como tú sabes hacerlo en tu carta, pero he vivido siempre lejos y apenas si he empezado a dar mis primeros pasos hacia lo concreto. Como un niño zangolotino que busca los brazos de su madre con su primer traspiés, así necesito a la Interdiáspora, así os necesito. La Interdiáspora empieza a significar para mí un extraño péndulo de vértigo entre el "yo no sé" de Montaigne al "yo soy" de Jesús de Nazaret.
En esencia, me gustaría que la Interdiáspora fuera un constante encuentro personal, acariciando la idea de que se convirtiera en una comunidad mundial de amigos y hermanos, comprometidos con la causa delos pobres. El compromiso sería confraternizar hasta tener la experiencia común y en común de que somos uno, de que no estamos solos y de que el trabajo hecho y realizado hasta el día de hoy senos revela como digno de fe, porque "sólo el amor es digno de fe".
La Interdiáspora es como cuando Cristina y yo nos declaramos. En aquella ocasión le dije: no sé, ni puedo garantizarte, ni estoy seguro de quererte para siempre, pero me gustaría que llegase un día, dentro muchos años, viejos y juntos, y poder decirte te he querido y te quiero. Por hacer realidad ese instante creo que vale la pena que nos casemos hoy – y la verdad, dijo que sí; no sé enqué estaría pensando–. La Intediáspora podría ser cumplimiento de ese anhelo tan particular que es amar y luchar. Pero no hay amor sin crianza: lo concreto es siempre paradójico, cabe en una mirada, y a su vez es inagotable e infatigable el esfuerzo que nos exige su cuidado.
Recibe un abrazo muy fuerte para ti y los tuyos. Besos. Os espero.

(b) Respuestas a la segunda remesa:

• Respuesta.1 (220407):

Hola …,
Muchas gracias por tu hermoso correo.
Es lo más hermoso, rico y lleno de espíritu que he recibido en hace mucho tiempo, (vou a imprimir la carta y a guardarla), me recuerdan unos mensajes que nos escribiamos con Pablo Moragas, (miembro de la diaspora) con el que ultimamente ya no nos escribimos demasiado, pero con el que mirabamos de juntar los mensajs de amistad a los de compartir sentimientos e ideas profundas, expresando y compartiendo el espíritu que llevávamos dentro.
Muchas gracias por tu tiempo y por tu respuestas y también por esta iniciativa de crear relación "epistolar" con miembros de la diaspora que realmente están lejos lejos, y con diferentes distancias, temporals, fisicas, geograficas, etc, pero con los que compartimos una cercania muy grande por compartir opciones de fe, compromisos con los pobres, voluntad de hacer realidad, cohesinar más, consolidar, aumentar y de dar frutos a este maravilloso grupo que es la Diaspora.
Deseo incorporarme a la lista de personas dispuestas a contestar cartas, quizás no muy largas, pero deseo poder escuchar y compartir vida con vosotros, pues aunque no haya asistido a muchas reuniones de vuestro grupo, es el único grupo "cristiano" al que pertenezco de alguna forma. Desde que conoci a las personas que lo formamos solo pude que exclamar un "gracias" bien profundo a nuestro Señor, por habernos (a mi y a mi mujer) acercado a este grupito de personas tan maravillosas y comprometidas.
Los cooperantes creyentes en general viven bastante aislados de sus amigos, de sus familias, del mundo del norte, de grupos de fe y de revision de vida como la diaspora, y poco a poco, este distanciamiento nos hace perder contacto y relación, y esto no es bueno, por lo que acojo muy agradecidamente esta inicitiva de relacion epistolar de la Diaspora.
Ahora debo de irme, pero seguimos en contacto. No se si podras tu añadirme a la lista de personas dispuestas a escribir correos. En cuando tengais una lista o grupo de contactos al que pueda escribir en copia, me lo dices.
Volveré a escribir presentándome un poco más y hablando un poco más de la realidad de este trozo de mundo. Un abrazo, Paco Bellafont

• Respuesta.2 (230407):

Estimado/a …:
A vuelta de correo para confirmarte el BIEN recibido de tu comunicación: no sólo es un BIEN en el sentido material, sino que es un BIEN integral porque me une a vos, a ustedes, a esa otra manera de vivir de verdad.
J…, no les he escrito aunque sí les dedico a vos y a Diáspora, a Interdiáspora, un tiempo psicológico bastante a menudo. Claro, comprendé que la profudidad y amplitud de tus comunicaciones requieren una respuesta un tanto a la par. Ciértamente que es sentarme, sé que irá fluyendo de mi el compartir vida, vivencias, entusiasmos, desafíos, esperanzas, sufrimientos, las injusticias de la historia, las luchas de liberación, los sueños, lo más cotidiano de mi vida y, también, lo más transcendente.... Todo tendrá su momento. Acostumbro a estar con el tiempo muy tallado, necesitando espacios de un resposo necesario, por salud, por sosiego, por encuentro personal. Ahorita mismo también voy rápido porque estoy en el trabajo, iniciando la semana, con un montón de tareas pendientes, aunque con toda la disposición y entusiasmo, deseando me acompañe la energía necesaria.
J…, me preguntas de mi... Creo que el Jaume Botey tiene una revistita nicaragüense, que se llama Xilotl, de agosto de 1996, en donde escribí un testimonio: por qué y cómo había venido a Nicaragua, qué hago aquí.... Se la podés pedir para empezar a conocernos; claro que ya han pasado más de 10 años y mucha historia se ha sumado, tal vez con ustedes me animo a escribir los nuevos capítulos.
Aunque haya sido rapidito, pero a vuelta de correo, para decirte que estamos en comunicación, si no virtual por lo menos espiritual y que estaré buscando los espacios para leer a fondo todo lo que me mandás y para también compartir con ustedes.
Entonces, seguimos en ese abrazo solidario que nos une y conduce, Dolores Gómez


• Respuesta 3 (260407):

QUERIDO/A …:

¿qUÈ SON ESOS DOCUMENTOS QUE DESDE HACE TIEMPO NOS DICES QUE NOS VAS A ENVIAR Y
NUNCA LLEGAN?
No sè què de una sinopsis de la ùltima reuniòn de Diàspora
Y no sè què documento-base de Interdiàspora.
¿Podremos tenerlo?
Puedes enviarlo cuanto antes.
La verdad es que yo voy de riguroso culo, y -aunque me apetece un montòn- no
tengo el tiempo necesario para cartearme màs con estos selectos compañeros que
me habeis buscado. Ya le dije a Jaume el otro dia que me encantarìa tener una
foto de cada uno, ya que no tengo ni idea de quienes son.
La verdad es que quedarìa un poco màs humano y cordial verle la cara a aquel a
quien le escribes. A mì me gustarìa.
Bueno, besos a tantos desconocidos guays¡¡¡
Algùn dìa empezaremos la comunicaciòn, no? Javier Pons
(Respuesta a la respuesta)
Querido Javier:
¡Vaya que lo lamento! En mi control de enviados me consta enviados los archivos adjuntos. Espero que la carta te haya llegado, pero no importa. Te lo envío todo sin archivos adjuntos como cuatro correos: la carta, documento-base Intediáspora y la Sinopsis y el directorio de la Interdiáspora. La dirección que me consta es “vilartim@pangea.org", supongo que es correcta. Un abrazo muy fuerte. Me extrañaba que no escribieras, porque fuistes de los primeros en responder.Ah! te avanzo que la Interdiáspora ya está en marcha. Un abrazo muy fuerte, José Clemente(260407)

• Respuesta 4 (270407):


QUERIDO AMIGO/A …:
Primero quiero pedirte disculpas por no haber respondido tu correo pasado, el primero que me enviasta, pero tengo la dificultad del internet, pues en donde vivo, una muy pequeña ciudad es bien dificil, imagino que Alejandra mi hermana ya te ha de haber contado.
En segundo lugar, quiero pedirte perdon, pues hablo y escribo bien el español, pero ya tengo 15 años en Brasil, hablando y "falando" el portugues y aveces se me ha olvidado la ortografia... asi que no te extrañe.
Quiero tambien agradecerte por la carta tan linda que me has enviado. Gracias, estoy feliz de recibirla, y quiero que sepas que la idea de la Diaspora en Diaspora, o Diaspora en la Periferia, me ha encantado, parece que ha dado una nueva luz en mi vida...
Bueno, comenzaré um poco escribiendo para ti un poco de mi vida, tal vez se me olvidan muchas cosas y como es la primera vez, tu sabes...
Soy por gracia de Dios, hermana de Alejandra la que ya tienes el gusto de conocer. La gente dice que nos parecemos mucho... Lo importante es que tenemos algo que nos une mucho, que es estar presentes, viviendo, compartiendo la vida con los mas pobres, los pequeños, los empobrecidos del mundo, lo que los ricos llaman: "Los descartables de la sociedad"... Tanto es asi que estoy aqui en el Brasil hace 15 años y donde me he identificado bien con la gente sencilla... Vivo en una ciudad muy pequeña, de zona rural, de sequia, de dificultad economica, social... donde la politica en ciudad pequeña oprime y mata la gente, infunde miedo de hablar, miedo de poder decir lo que se piensa...Es un pueblo que sufre mucho el desmando de los poderosos, de los governantes.. Mas por otro lado, es un pueblo, una gente linda, llena de alegria (en medio de su sufrimiento, como lo es en general el brasileño), un pueblo que no pierde la esperanza en dias mejores... Te soy sincera, me he identificado mucho con esta vida, simple, de pueblo,...
Yo estuve 15 años en una institucion religiosa. Tengo mucho que agradecer, pues fue el medio que Dios uso conmigo para poder conocer un poco mas esta linea de los pobres, de poder estar mas cerca de ellos, de compartir sus sufrimiento. Siendo religiosa llegue al Brasil, despues de estar muy cuestionada con la congregacion, donde parecia y parece (hasta hoy) que lo mas importante no son los pobres, sino la canonizacion de los fundadores, de la "comunidad", donde se descubre que no hay ese espiritu de familia tan predicado por ellas... Me recuerdo que yo pedia y hablaba mucho y llegaba a intentar mudar, cambiar alguna cosa de la grande estructura... que dificil... Hasta que una madre genenal me dijo: Irma esto nunca va a cambiar, son muchos años de tradicion... Yo sentia que estaba acabando mi vida, sin conseguir nada, sin poder estar mas con los pobres. Era mas importante una reunion comunitaria que un tiempo con los pequeños, simplemente escuchando sus necesidade, compartiendo sus sufrimentos... Decidi salirme y decidi tambien quedarme en Brasil, por ser ahi el lugar que Dios me ofrecio en ese momento para poder realizar su plan sobre mi, de estar compartiendo mi vida con esta gente sufridora...
No te imaginas como me ha ayudado el estar mas cerca de ellos... no te imaginas como ellos me han enseñado a vivir el verdadero Evangelio que no se vive en 4 paredes de una iglesia, y si, en el contacto directo con el pobre...Te soy sincera, me tengo decepcionado mucho con la iglesia institución... Infelizmente no es lo que Jesus quiso de su Iglesia, por eso es que yo tambien comparto con la Dispora que OTRA IGLESIA ES POSIBLE...
Ahora, en este tiempo, la Diaspora ha caido como un regalo de Dios en mi vida... Gracias por que me invitan a ser parte de este grupo... de esta hermandad.. de esta verdadera comunidad.
Hoy en dia gano mi sustento con un pequeño negocio que mi padre me ayudo a montar. El me dio las herramientas, como haria todo padre que ama sus hijos, y ahora me toca a mi trabajar con ellas. tengo un pequeño negocio de copias, xerox, digitacion, encuaderno trabajos, enmico documentos... voy inventando y criando cosas. En cuando a la iglesia, estoy acompañando el grupo de la Pastoral Familiar. Un grupo excluido por el Parroco, al que no le gusta el confronto, y si la autoridad... Como la pastoral familiar hace trabajo social y cuestiona el no le da importancia, no apoya... pero seguimos nuestro trabajo. Por otro lado, vamos iniciar un trabajo con el reciclo de la basura. Aqui se dice en el Brasil "Os catadores de Lixo"... Es algo nuevo que me impulsa a continuar, pues trabajaremos y acompañaremos a los que recogem la basura. (Te pido ideas)...
Bueno, es mas o menos mi vida contada en un segundo. Hay otros detalles que iran surgiendo en nuestras proximas cartas...
Bueno, pues saludos a Cristina tu esposa, a tus 2 hijos y para ti un abrazo fraterno con la ternura de una hermana que espera un dia conocerlos.
Alejandra me ha dicho que ha iniciado una diaspora en México. En enero que ire a casa espero poder estar en una reaunion. Con cariño, Irma.


• Respuesta .5 (090507):

Gracias …
Por enviarme la información de interdiaspora y por tus palabras, tus explicaciones me reconfirman el sentido, acciones y fines de la diáspora, cuando estuve por Barcelona en la UAB –desde 1998-2003- acudí a varias de estas reuniones con mi esposa Edith y con varias familias de mexicanos a quienes invite, a las mismas.
Empezare con la autobiografía: quién soy, lo que hago y por qué.
Soy profesor de educación especial, atiendo a niños de 6 a 15 años con capacidades diferentes. Hago esto desde el año 1990. También trabajo como profesor de una escuela de magisterio (escuela de Ciencias de la Educación)en Monterrey, N.L. México, con una experiencia docente de 28 años
Edith, mi esposa es maestra de educación secundaria, e imparte clases de inglés a los alumnos de este nivel educativo.
Ambos fuimos a Barcelona a estudiar doctorado, ella elaboró una tesis sobre enseñanza de segundas lenguas a inmigrantes en situación de inmersión, y yo hago un tema sobre la pobreza siguiendo los aportes de Enrique Dussel, filosofo de la liberación.
Tenemos dos hijos, Diana Libertad y Juan Carlos, Diana es maestra bilingüe en un colegio en Monterrey y continua estudiando un posgrado en psicología educativa y Juan Carlos estudia licenciatura en relaciones internacionales. Tenemos 25 años de casados.
Edith coordina en Monterrey una ONG de Mujeres, que denomina “Por una cultura en movimiento” y lleva como principal fin in-formar a las mujeres sobre la lucha y resistencia contra la cultura machista mexicana.
Yo formo parte de una Ong que se llama Observatorio Ciudadano de la educación, que analiza las políticas educativas publicas y elabora propuestas al Gobierno Mexicano y defiende la escuela pública, también coordinamos una fundación para la DES-Educación (siguiendo las ideas de Chomsky) y ahí editamos una revista que se denomina igual.
Como se advertirá vamos buscando las formas y medios de hacer otro mundo, mas justo y mas igualitario.
Cada sábado, desde las ocho de la mañana hasta las 11:00 nos reunimos un grupo de personas a quienes les leí la información y documentos de la interdiaspora, ellos también se sintieron diáspora, algunos son abogados, otros médicos, otros psicólogos, otros ingenieros y otros contadores públicos, ellos participaron en la lucha y defensa de la universidad pública, de su autonomía y en el desarrollo de un proyecto pedagógico humanista, la mayoría fueron despedidos de la universidad, otros los jubilaron forzosamente, otros militaron en la izquierda mexicana, etc. pero ahora nos reunimos para analizar la situación política y social de México, para escribir y difundir manifiestos y desplegados contra injusticias cometidas por los dueños de Nuevo León, apoyamos a grupos sociales y personas que promueven la lectura, la solidaridad con los pueblos indígenas de Oaxaca, participamos como red ciudadana en apoyo a la candidatura de Andrés Manuel López Obrador.
A éstas reuniones de los sábados por la mañana acuden en promedio 14 personas, (y la mayor cantidad que nos hemos reunimos es de 25 personas. No había contestado la carta anterior hasta saber de este grupo que opinaban o cuales son sus propósitos en torno a la Diáspora: ellos por mi conducto expresan su deseo de formar parte de la interdiáspora (ya me dirán que hacer al respecto, de recibir la información que la diáspora genere, compartir experiencias y luchas. Al leer Llamada a la “diáspora en diáspora” ellos en forma generalizada se sintieron Diáspora, y coincidieron en los fines.
Nuestras reuniones y participaciones en grupos que tienen la justicia y la verdad como norma nos hace que cada día necesitemos de las reuniones, del contacto, del apoyo mutuo, de luchar y resistir a la soledad, pero sobre todo encontrando un rumbo a nuestra vida y nuestro rumbo gregario.
En mi estancia en Barcelona conocí la obra de Jaime, le conocí como persona y como director de tesis, la verdad poco voy aprehendiendo el sentido de la vida, las urgencias e im-pertinencias de nuestro tiempo y de nuestro especio.
Sobre los pobres
Nosotros en América Latina desde 1942 vivimos la globalización, el expolio (neoliberal, vivimos en carne propia los efectos del poder, de la acumulación del poder, sabemos del esfuerzo de hombres y mujeres concretos que como héroes, profetas, guerrilleros o simplemente trabajadores conscientes, que hemos de hacer para liberarnos de múltiples formas de opresión. Por ejemplo, en la cultura depredadora que nos han “recetado” y hemos dejado que viva y ocurra, simplemente comporta varias exclusiones por ser mujer, por ser indígena, por ser analfabeta, pobre, del medio rural, niña, etc. hay el sufrimiento a flor de piel, por ello la interpelación y la teodicea desde la tierra tiene sentido histórico-político para nosotros. Desde esta condición concreta luchamos por una pedagogía que organice y libere al pueblo.
Los medios y los recursos
Estos tienen que ser comunes y en común, esto es el consenso, es “el pueblo unido jamás será vencido”, es esperanza, sueño diurno.
Pero sabemos que solos aislados, en diáspora individual, no nos conduce a nada, quizá en el mejor de los casos a reproducir la vida individual y cotidianamente. Duele en nuestra cultura indígena saber que la madre tierra en México, y en el mundo, esta siendo violada, mancillada, destruida, comprada, vendida, utilizada para cultivar cosas que no comemos y que nos quitan la vida, y nos llenamos muchas veces de impotencia y de dolor, pero al saber de interdiaspora vemos el medio que nos puede retornar nuestra identidad de humanos.
He tratado de resumir y dar algunas de las situaciones e ideas que circulan nuestro actuar local y nuestro pensar global...
Muy agradecidos por formar parte de un movimiento como este. J.J.Pardo

P.D. En próximo correo envío las direcciones electrónicas de los compañeros que se animaron a formar parte de la interdiaspora, ellos conocen y han convivido con Pepe Segales, acá en Monterrey.
P.D. 2 Les envío un escrito (entrevista) que hice a uno de los compañeros de la reunión de los sábados pero que ilustra la lucha realizada y la esperanza aún incumplida.

3.3. Carta a los amig@s (2404007):


Muy querid@s interdiásporas...

La carta de Jose y luego la de Paco, me invitan con entusiasmo a comenzar a “intrometerme” en vuestras historias a través de éste nuevo sueño... la interdiáspora...
Soy Alejandra, mexicana de nacimiento pero con el corazón algo más internacional, de algunos de los países que me han acogido a lo largo de mi corta historia, en especial Cataluña y Brasil...
A mis 37 años tengo la impresión de tener la suerte de llevar grabados mil rostros queridos de aquellos a los que yo llamo “mis pequeños”, a quienes desde el inicio de mi juventud, decidí dedicar mi vida.
No hay grandes hazañas que pudiera relatar. Como Jose dice, “nunca he sido "brigadista" de nada, ni he tenido nunca un compromiso social o político, que merezca tal nombre...” Simplemente he intentado acoger las pequeñas historias de personas y sobre todo adolescentes, a los que nuestra sociedad ha dejado al margen.
Me parece que solo me he dedicado a quererles y a compartir con ellos lo que pudiera animarles a seguir su camino con dignidad... desde abajo, con los pequeños medios que he tenido a mi alcance, a través de mi mismo trabajo que he intentado hacer dando lo mejor de mi misma cada día, en cada momento, con cada gesto.
Son pequeños relatos, pero esos sí, como tendréis todos experiencia, no terminaría nunca de explicar, porque cada uno es una historia sagrada, es evangelio hecho vida.
Tuve la suerte de conocer y participar en la diáspora desde el 2002 en Barcelona. Con ellos aprendí la dimensión de nuestra lucha y la importancia de estar unidos si queremos provocar un cambio significativo, ese otro mundo posible que creo verdaderamente posible..
Actualmente estoy en México y es desde aquí que comenzamos a soñar en reunir a la diáspora en diáspora...
Ya os iré explicando más cosas, pero no quería dejar pasar más tiempo... tenía la necesidad de agradecer las cartas que el Jose ha recibido.
Y aquí estoy... haciendo mía ya y desde ahora, la lucha de Paco, las clases del Jose, la vida y la entrega de Roberto, reflexionando la respuesta del Lluís... cada uno de los correo los leo con verdadera ilusión, me cuestionan, aprendo de ellos y me compromete con cada uno y con la misma interdiáspora.
Mil gracias a todos!
Seguimos en contacto y comunión. Alejandra Rayas

4. CREACIÓN DE LA DIÁSPORA EN MÉJICO:

DIASPORA-MEX
1ª Reunión

Fecha: 21 de Abril 2007
Lugar: CEDUC
Av. Sucesos Nacionales 67
Col. Prensa Nacional
54170 Tlalnepantla, Edo. Méx.
Tel. 5368-2877
Asistentes: Elías, Elvia, Rodrigo, Liliana, Pep, Roberto y Alejandra

Propuesta reunión:
1. Bienvenida
2. Presentación de cada uno/a (quién soy, qué hago y/o he hecho)
3. Lectura: He 2,42-47 (La primera comunidad)
4. Presentación de la Diáspora y la Interdiáspora (documentos)
5. Expectativas
6. Acuerdos:
¿Qué queremos?
¿Cómo nos llamamos?
¿Interdiáspora?
Periodicidad de las reuniones
¿Dónde?
7. Oración final


EXPECTATIVAS:

Pep:
• Propone la creación de una lista electrónica propia de la diáspora-mex. El funcionamiento y la experiencia de la “llista-diáspora” es positiva.
• Poner el acento en caminar “hacia dentro”, como grupo, en torno a la realidad mexicana y al conocimiento personal del grupo. Ya hay una historia común, de amigos.
• Se considera diáspora, de la diáspora en diáspora (diáspora_) debido a la distancia de Mexicali al DF. Cree importante al menos procurar estar una vez al año.
Elvia:
• Que sea un espacio donde en un primer momento se facilite expresarse, sin embargo no sea éste el objetivo a largo plazo
• Espacio donde sentirse acompañada, la experiencia en el ámbito universitario y educativo es de soledad, aislamiento
• Espacio donde seamos más amigos
• Espacio donde puedas compartirte “completa”. En otros grupos compartes una parte (tu preocupación social o tu vida personal o tu inquietud profesional, etc.) aquí poder ser toda tu
• Comunicar nuestras opciones, dudas, etc.
• Creo en la búsqueda espiritual en el Ser Humano, no todo se acaba en lo material o intelectual
• Mi interés es en la persona, no estoy con ellos porque vea a Dios en ellos.

Elías
• Esperaba conocer qué es la diáspora
• Venía con más preguntas que expectativas
• Desearía un espacio donde encontrarme con amigos.
• Volver al origen: juntarnos, unirnos, compartirnos
• La verdad se construye de muchas visiones

Rodrigo
• Experiencias de compromiso en situaciones límites que te exigen mucho. La realidad se impone y no puedes compartir lo que te significa y afecta a nivel personal
• Espero un grupo donde vaciar y cuidarnos como amigos el corazón
• Ya no tienes un lugar en los espacios parroquiales

Roberto
• Espacio donde compartir la realidad personal, familiar
• Donde compartir la visión de lo que está pasando (la realidad social, política, económica...)
• El cuidado del corazón
• Ser testigo del crecimiento de las otras personas
• Compartir con gente con la que no solo compartas la fe... de hecho ¿cuál fe?. Compartir también la realidad misma, valorarla, reflexionar en ella.
• Poder llegar a crear ésta misma visión con los chavos (adolescentes)

Alejandra
• La importancia de hablar con otros tus ideales, aprender de sus experiencias, sentirlos amigos
• Espacio de formación, de reflexión y crítica social, política
• Espacio donde expresar el valor de lo trascendente, de sentirte cristiano, abiertos a otras expresiones. La experiencia es que cuando el pobre nos une o el mismo ideal de otro mundo más justo, hablamos el mismo idioma. Un mismo compromiso
• Espacio de conocer y valorar el compromiso concreto de otros que nos lleve también a acciones concretas

Liliana
• Ya no tenemos cabida en los grupos ya hechos
• Me entusiasmó los documentos de la diáspora. Pero no hay tiempo para compartir. Sería un momento para hacerlo
• Referentes de realidad diversas, no solo de orden social
• Un lugar donde te permitan ser como eres
• Es un momento oportuno, de poner pies a tierra permitiendo la retroalimentación. No solo expresarnos sino hacernos crecer.
• Un grupo de formación de la realidad social, también espiritual – ecumenismo (la espiritualidad es una misma realidad expresada a través de las neurosis de cada cual)
• Lo social es un medio de encontrar una verdad espiritual
• La idea de comunidad me es atractiva

ACUERDOS:

• Nombre: Diáspora-mex
• Lugar de reunión:
CEDUC – Estado de México
• Periodicidad de la reunión: cada dos meses aproximadamente. Se pondrá la fecha del próximo encuentro en cada reunión.
• Horario: de 2 de la tarde (iniciaremos con la comida) para a las 3 o 3:30 pm iniciar la reunión propiamente dicha, hasta ...
• Se creará una lista electrónica propia de la “diáspora-mex”. El responsable es Elías
• Comunicación con la interdiáspora y la diáspora en Barcelona. Alejandra hará de puente.
• Se define como:
o Un espacio donde cuidar el corazón. Hacernos y querernos como amig@s. La importancia del compartir el pan. El compartir la comida y crear una bolsa económica común para éstos gastos y otros que vayan surgiendo (copias, ayudas, etc.)
o Un espacio creyente. Reservar un tiempo en la reunión, para orar juntos, leer un texto del Evangelio u otro texto, momentos de silencio. Tener un símbolo que exprese que es característica fundamental del grupo.
o Espacio de compartir la vida y el compromiso. Destacar la importancia de comunicar la experiencia personal, lo concreto. Ser testigo del crecimiento de las otras personas.
o Espacio de formación de la realidad social, espiritual, personal.
o Espacio de tensión – equilibro entre la vida de fe y otros temas de la realidad social, política, cultural.
o Espacio abierto que permita convivir y compartir con quien es, piensa y vive diferente sin dejar por ello de manifestarse como cada uno es.



PROXIMA REUNIÓN:
Sábado 9 de Junio de 2007
Lugar: CEDUC
Av. Sucesos Nacionales 67
Col. Prensa Nacional
54170 Tlalnepantla, Edo. Méx.
Tel. 5368-2877
Tel. celular de Roberto: (04455) 8566-1643
Hora: 2 pm (comemos juntos)

¡Pasa la voz!